Celulitis post-parto ¡Bye Bye!

¡Buenos días de domingo nenas!

Desde que empecé a escribir en el blog hace unas semanas, muchas me proponéis temáticas para tratar en los posts ¡Y a mi me encanta!

Lo mejor del mundo es escribir sobre algo sabiendo que va a ser útil para las que me leéis.

Hoy le toca el turno a esa desgraciada que llaman celulitis y que tendemos a desarrollar sobre todo durante el embarazo.

¿Qué causa la celulitis durante el embarazo?

Es cierto que la celulitis es una condición de origen complejo e impreciso, la mayoría de las veces no sabemos desde cuándo o por qué la tenemos, sin embargo, una de las causas determinantes de su aparición son las disfunciones endocrinas (es decir, los desequilibrios hormonales).

Tendemos a asociar celulitis con sobrepeso, y muchas veces no es así. El exceso de estrógenos que presentamos las mujeres en ciertas etapas clave de la vida (como la pubertad, el embarazo, la premenopausia, o cuando tomamos anticonceptivos orales) hace que en estos momentos seamos especialmente propensas a sufrir de nódulos celulíticos.

No todas desarrollamos el mismo tipo de celulitis durante el embarazo y además debemos tener en cuenta la herencia genética, ya que los diferentes grados de formación suelen heredarse.

Existen además conductas que aumentan el riesgo de desarrollar celulitis: el sedentarismo durante la gestación, el uso de ropa ajustada, tacones altos y estrechos, o el cansancio y la falta de sueño. Todos estos factores entorpecen el retorno venoso y favorecen la retención de líquidos y la formación de nódulos.

¿Podemos prevenirla? ¡Sí!

Podemos centrar la prevención de la celulitis durante el embarazo en 3 pilares fundamentales: dieta sana, ejercicio físico (lo que te permita tu médico) y una correcta hidratación de la piel (y de nuestro organismo).

Cuando hablo de dieta, ya sabeis a qué me refiero, alimentación sana y equilibrada, variada y rica en frutas, verduras y fibra. Tenemos que evitar (aunque no solo en el embarazo) el consumo excesivo de grasas e hidratos de carbono de alto índice glucémico.

Los alimentos que favorecen la retención de líquidos y la formación de edemas deberían haberse reducido a lo largo de los 9 meses de embarazo, como la cafeína y la sal (aunque si sois como yo, el tema de la cafeína lo llevaréis mal jeje), así como los alimentos ultraprocesados y los precocinados.

El agua se convierte en algo fundamental, debiendo tomar de 1,5 a 2 litros de líquido al día para eliminar toxinas del organismo y depurar nuestro sistema linfático.

Con respecto a la actividad y el ejercicio físico, tendréis que intentar llevar una gestación lo menos sedentaria posible, practicando ejercicio (en la medida de lo posible) y mejorando con éste la circulación y el retorno venoso.

Una correcta hidratación cutánea y los masajes practicados sobre las zonas de peligro ayudarán a mejorar la estructura externa de nuestra piel y el drenaje de éstas (glúteos, muslos, pantorrillas…).

Combatiendo la celulitis post-parto

Ahora que conocemos algo más sobre esta indeseable amiga, os dejo unos consejos para poder luchar contra ella después de dar a luz (en cierto modo serían prácticamente los mismos que deberíamos haber seguido durante el embarazo):

  • Ejercicio

Todo lo que conlleve una mejora de la circulación sanguínea y una activación muscular nos vendrá bien para mejorar la celulitis. Además, el ejercicio nos beneficiará en muchos otros aspectos relacionados con el embarazo y la hora del parto.

  • Come alimentos ricos en potasio

El potasio reduce la retención de agua, que es una de las causas de la formación de la celulitis. Puede ayudar, además, a mejorar el sistema linfático y estimular la circulación de fluidos y limpiar el organismo de toxinas.

¿Alimentos ricos en potasio? Plátanos, ciruelas, almendras, espinacas, aguacate, brócoli…

  • Reduce la ingesta de café

La cafeína que contiene esta bebida causa retención de líquidos, siendo ésta una de las causas principales del desarrollo de celulitis. Si limitas la ingesta de café estarás mejorando tu circulación y reduciendo el riesgo de aparición de edemas.

Si eres una adicta al café como yo, puedes empezar a tomarlo descafeinado.

Foto granos de café

La cafeína que contiene el café puede causar retención de líquidos

  • Bebe como si no hubiera un mañana

Una hidratación corporal es clave para mejorar el aspecto de los nódulos celulíticos. Intenta beber al menos 1,5 l de agua (o líquidos como zumos naturales) al día.

Puedes consumir este agua en forma de infusiones diuréticas (siempre con el beneplácito de tu médico) para aumentar la diuresis y la eliminación de líquidos retenidos.

  • El azúcar para el vecino

Los dulces y azúcares refinados son tu peor aliado si tratas de eliminar la celulitis que aparece durante el embarazo o en cualquier época de tu vida.

Las calorías vacías que aportan, no solo no nos proporcionan ningún nutriente beneficioso, sino que además promueven la formación de depósitos de grasa.

  • Reduce la sal al mínimo

El sodio presente en la sal de mesa es uno de los principales factores que favorecen la retención de líquidos. Elimina este ingrediente de tu dieta y adereza las comidas con sustitutivos como el ajo, el jugo de limón, el jengibre o la cúrcuma; no solo son menos dañinos sino que poseen una serie de propiedades muy beneficiosas para el organismo durante el embarazo.

  • Automasajes (o que te los haga otro mejor)

Los masajes en las zonas afectadas son una buena manera de activar la circulación sanguínea y ayudar a drenar los líquidos retenidos, reduciendo los edemas y mejorando el aspecto de la piel.

Chica hidratándose en el parque

Una hidratación correcta es crucial para prevenir la celulitis

No os desaniméis a la primera de cambio porque es un proceso que requiere su tiempo… si fuera tan fácil, la celulitis no afectaría al 95% de las mujeres…

Tampoco os obsesionéis con eliminarla al 100%, porque nos decepcionaremos en la mayor parte de los casos. Se trata de mejorar esta condición y reducirla lo máximo que podamos; seguro que siguiendo los consejos anteriores veis mejoría con el paso de los meses.

¿Qué es lo que veis más fácil de lograr? ¿Qué pensáis que os costará más?

logo completo de naturalfitgirl

¡Comparte si te ha gustado!
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *