Educación en nutrición para evitar la obesidad infantil

Un problema real: obesidad infantil

En los países desarrollados la obesidad infantil ha ido aumentando alarmantemente en los últimos años, convirtiéndose en un grave problema de salud pública.

Los datos cada vez son más escalofriantes. España está a la cabeza de los países de Europa con respecto al número de niños con esta enfermedad y es uno de los países donde ésta ha avanzado más en los últimos años. Cerca del 15% de los niños sufre sobrepeso, un dato que se ha multiplicado por 4 en los últimos 30 años… en poco tiempo, si no hacemos algo al respecto, estaremos al nivel de Estados Unidos… y eso no mola nada.

Uno de los factores más importantes para evitar esta enfermedad es la educación en nutrición desde que nuestros hijos son pequeños, incluso antes de que entiendan qué les estamos contando…

Filosofía de vida

La dieta mediterránea, más que un modelo alimentario, podríamos decir que es “una filosofía de vida” y no solo se basa en una dieta determinada sino en el modo en el que nos alimentamos, la manera de cocinar los alimentos, de compartirlos con nuestros amigos, de disfrutar de nuestro entorno y nuestro paisaje, de vivir y de relacionarnos con lo que nos rodea.

Curiosamente, este modo de alimentarnos, junto con las elecciones en cuanto a determinados alimentos y los rechazos hacia otros, se relacionan con la educación recibida desde pequeños y las experiencias vividas en los primeros 5 años de vida.

Los niños incorporan la mayoría de los hábitos y prácticas alimentarias de su entorno antes de esa edad. Por ello, la dieta mediterránea en la etapa infantil puede ser un punto clave en la adopción de unos hábitos alimentarios saludables y en la prevención del sobrepeso y la obesidad.

¿Qué podemos hacer las mamis para prevenir el sobrepeso en nuestros hijos?

Aunque penséis que puede ser algo tedioso y con demasiada carga para nosotras, os aseguro que hay pequeñas claves que pueden servirnos para educar a nuestros hijos y reducir los riesgos de que desarrollen obesidad infantil. No será fácil, más aún teniendo en cuenta el carácter difícil de algunos niños (en el que incluyo a Marcela, junto a su hambre insaciable), pero sí muy satisfactorio a medio/largo plazo.

  • Dibujos animados

El cine y las series de dibujos animados nos pueden servir más de lo que nos pensamos.

Como canal de transmisión del mensaje, actúan como un recurso didáctico al servicio de la enseñanza de unos padres molones (y un poco cansados de probar todo, también).

Aunque habrá quién rechace este método, si se utilizan las herramientas y los criterios adecuados puede concebirse con un objetivo educativo.

El cine tiene la capacidad de formar e informar de forma distendida y lúdica y  el niño no es consciente de estar siendo educado.

Si utilizamos series o películas en las que se fomente una vida saludable, empezando por la alimentación, estaremos contribuyendo a unos niños más concienciados con comer sano y variado.

¿Ejemplos prácticos? Ratatouille, como película que enseña hábitos saludables a la hora de comer por excelencia; en Youtube podréis encontrar muchas canciones infantiles también; el video cuento “El misterio de las Frutas y los Vegetales“…

Captura de pantalla del cuento para niños sobre alimentación

“El misterio de las Frutas y los Vegetales” Cuento infantil disponible en Youtube

  • Cocinar con ellos

Un estudio realizado en la Universidad de Granada sobre obesidad infantil ha desvelado que cuando cocina la madre, los hijos son menos obesos y están mejor alimentados. El estado nutricional de los niños y la persona encargada de preparar dicha comida tiene una gran relación, ya que existe una gran asociación entre la persona que cocina diariamente en una casa y la situación física y de salud de los hijos.

Nuestros pequeños cocineros necesitarán mucha ayuda (y mucha limpieza después) pero la mayoría colabora con gusto. Cuanto más pequeño sea el niño, deberemos encargarle tareas más cortas (para que no se disperse).

evita la obesidad infantil con estos trucos

  • Hacer la compra juntos

Esta es la parte que más me gusta… siempre acabo con una bandeja de moras vacías en la caja del supermercado XD (pero bueno, mejor eso que un papel de un bollo).

Hacer una compra en la que los productos sean saludables estará creando en nuestros hijos un hábito sin ni siquiera saberlo. Evitad el pasillo de los dulces siempre que podáis (yo con Marcela no puedo ni olerlo).

Es bueno realizar una planificación de la compra antes de salir. En ella deberemos darle a elegir a nuestros hijos entre las opciones más nutritivas y seguras para la familia. Para lograr una compra inteligente, nutritiva y económica, debemos planificar con tiempo qué tipo de alimentos necesitamos y en qué cantidad, y no ceder ante tentaciones.

Conviene que los niños vayan a la compra sin hambre (un poco difícil en el caso de Marcela).

  • Juegos educativos

Además de los juegos interactivos que podéis encontrar en el mercado, en internet o en aplicaciones como Youtube, os animo a que le echeis imaginación (y tiempo) y lleveis a cabo juegos en casa, como algo cotidiano.

No me refiero a jugar con la comida, que es algo diferente, sino a fomentar la alimentación saludable a través de técnicas en las que el niño no sea consciente de que se le está enseñando, y solo lo vea como eso, un juego.

Por ejemplo hacer con ellos un semáforo de la alimentación, en donde las pegatinas de colores señalen los alimentos que se deben tomar frecuentemente y los que deben evitarse. Podéis encontrar las pautas de realización en muchas páginas web informativas.

Como veis no es algo que requiera mucho esfuerzo para ellos ni para nosotros. Os reto a que lo llevéis a cabo durante unas semanas y vayáis apuntando los progresos y cómo podríais mejorar.

¡Estaré encantada de poder leeros aquí o en mi cuenta de instagram!

logo completo de naturalfitgirl

¡Comparte si te ha gustado!
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *