Helado de melocotón bajo en calorías

¿No os he contado ya lo que me gusta la fruta?

Pues aquí traigo una receta más que lo corrobora.

Helado de melocotón bajo en calorías

helado melocoton

Ayer estaba sentada en el ordenador a eso de las 5 de la tarde, con un calor horrible (quien viva en Sevilla me entiende…) y se me antojó terriblemente un helado. No hay nada mejor y más refrescante que un helado cuando estamos soportando temperaturas de unos 40 grados.

Sin embargo, ya sabréis que, con excepciones, y dependiendo de la materia prima, los helados tienen un alto contenido en azúcares, y si están hechos con leche entera, contienen también bastante grasa.

Además, tenemos que tener en cuenta también el origen del helado, no es lo mismo tomar uno elaborado artesanalmente que uno “industrial”, ya que estos últimos suelen contener azúcares añadidos, conservantes  y otros aditivos que no me quiero ni imaginar.

Total, que ahí estaba yo con mi antojo, y recordé una receta que conozco desde hace tiempo y que me ha sacado de más de un apuro ante una cena inesperada: el helado de frutas.

Fui a la despensa en busca de lo necesario y me encontré con que lo único que tenía eran melocotones ¡¡ACIERTO!! Porque es una de mis frutas preferidas :)

Así que me puse a ello, y os dejo aquí todos los pasos que seguí y el material fotográfico que lo demuestra 😉

Ingredientes

  • ½ Kg de melocotones (ya sin hueso y sin piel)
  • ¼ taza de edulcorante en polvo (como siempre digo, podéis utilizar el que más os guste)
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 cucharada de leche desnatada en polvo
  • 2 yogures edulcorados desnatados

En primer lugar, pela y quítale el hueso a los melocotones, y luego pésalos hasta llegar al ½ kg (dependerá del tamaño del melocotón, pero en mi caso necesité 1kg de melocotones para conseguir el ½ final).

Ahora mezcla el melocotón con el edulcorante, el zumo de limón y la leche desnatada en polvo en el recipiente donde vayas a batir. Yo utilizo para todo esto la Thermomix, que deja cada una de tus preparaciones finas y sin un grumo; para mí, lo mejor con diferencia.

Cuando ya esté la mezcla batida y homogénea, añade los dos yogures. Debes tener en cuenta que a partir de ahora vas a mezclar manualmente, ya no te hace falta batidora.

Remueve con una espátula hasta que los yogures se hayan integrado perfectamente en la preparación y no queden grumos.

Ya puedes meter tu helado en el congelador, pero aún tendrás que llevar a cabo unos pasos más para obtener un helado cremoso. Es MUY IMPORTANTE, que vayas removiendo la mezcla con unas varillas a medida que el helado empiece a solidificarse ¿No has visto nunca el proceso de elaboración en heladerías artesanales?

Este paso debes repetirlo de manera regular mientras tu helado está congelándose ya que es fundamental para dar cremosidad y evitar la formación de cristales de hielo.

Helado de Melocotón proceso

 

En realidad, teniendo en cuenta esto último, es super sencillo preparar helado, y creo que para este tiempo es bueno saber cómo prepararlo de forma casera, al menos sabes perfectamente lo que te vas a comer :)

Con respecto al sabor, yo lo he hecho de melocotón porque era lo que tenía en mayor cantidad en ese momento, y por supuesto porque me gusta mucho; pero para gustos ¡colores! Vosotras podéis hacerlo de la fruta que prefiráis, y seguro que con todas está buenísimo.

Para acompañar, puedes hacerlo de mil maneras; añadir mermelada light por ejemplo, añadir fruta cortada o chocolate sin azúcar templado… en fin, miles de posibilidades.

Pasamos a lo importante… las calorías. Depende de la cantidad que te comas jeje, pero realmente, si te pones a analizarlo, el grueso del helado es la propia fruta, por lo que ya estás viendo que muchas calorías no puede tener. Por ejemplo, los dos yogures que yo utilicé tenían cada uno 44kcal ¡Para casi un Kilo de helado!

En fin, un postre sano, bueno y con muchísimas menos calorías que un helado normal. Perfecto para esa gente que no come fruta con normalidad, pero quiere beneficiarse de sus propiedades.

De hecho, las frutas congeladas pueden ser tan nutritivas como las frutas frescas y  pueden ayudarte a satisfacer tus necesidades nutricionales diarias. Un artículo de 2014 de Revista Española de Nutrición Humana y Dietética (que puedes ver en este enlace) indicaba que el consumo de frutas, independientemente de la forma de consumo, es beneficioso, y se ha relacionado, por ejemplo, con un menor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Teniendo en cuenta este dato, conviene aumentar el consumo de frutas sin que el tipo de manipulación suponga una barrera para su ingesta desde el punto de vista de las pérdidas de nutrientes.

Así que sin miedo ¡a preparar y a comeros vuestro helado!

helado melocotón foto final

 

naturalfitgirllogo

¡Comparte si te ha gustado!
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Comentarios

  1. MARIA TERESA dice:

    Mmm… que buena pinta que tiene. Pues voy a probar hacerlo porque con lo chuchona que soy y que ahora anda una con unos kilillos de más y así se quita una del mono del dulce. Lo pruebo en estos días y os cuento…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *