Maximiza tu rendimiento en el gimnasio

¡Buenas noches chicas!

Ya os he contado otras veces que normalmente no dispongo de toda una tarde entera para ir al gimnasio: horas de oficina, viajes de trabajo, tiempo para el blog, tareas de la casa… Por ello, el poco tiempo que tengo para entrenar debo aprovecharlo al máximo: aunque sólo sean 15 minutos puedes convertirlos en una buena sesión de ejercicio si sigues una serie de consejos.

Ya no hay excusas para no ir al gimnasio, no vale decir “es que no tengo tiempo”, el poquito tiempo libre del que dispongamos podemos aprovecharlo al máximo para conseguir nuestros objetivos.

¿Cómo aprovechar al máximo el gimnasio?

Dependerá evidentemente del tiempo del que dispongáis, ya que eso va a condicionar la forma en la que deberéis entrenar. Os cuento las diferentes posibilidades con las que nos podemos encontrar (y de hecho yo me encuentro bastante a menudo):

Solo tengo 15 minutos para entrenar

Lo importante aquí es realizar la sesión más dura que puedas, con la máxima intensidad. ¿Conocéis el método HIIT? Es un entrenamiento que consiste en alternar períodos cortos de ejercicio intenso con descansos también cortos, de ahí su nombre “Intervalos de Alta Intensidad” o HIIT en inglés (High Intensity Interval Training).

Con este tipo de entrenamiento no necesitareis más de 15 minutos para perder grasa. De hecho, en 5 minutos estaréis medio muertas, y por ello es perfecto para los días en los que no tenéis más de 15 para vosotras y vuestros ejercicios. Dicen que este tipo de ejercicio puede hacer que en 4 minutos se pierda la misma grasa que se perdería en una hora de ejercicio convencional.

En Posts posteriores os contaré más sobre este método y os daré algunas pautas y rutinas de ejercicios 😉

Solo tengo media hora para entrenar

Tal y como ocurre en el caso anterior, si tenemos poco tiempo y queremos que nuestro entrenamiento sea efectivo tenemos que compensar a base de ejercitarnos con más intensidad.

Cuerpo de chica con pesa azulUna buena solución para cuando solo disponemos de media hora es optar por una carrera a un ritmo medio/alto ¡Súbete a la cinta! Esto nos ayudará a mantener las piernas tonificadas y a perder grasa si es lo que queremos.

¡Ojo! Si este hecho no es aislado, y es lo que nos ocurre todos los días, aconsejo que cambiéis e intercaléis sesiones de musculación y tonificación. Ya hemos visto otras veces que el hecho de hacer cardio todos los días, sin variar nuestra rutina, puede hacer que nos estanquemos pasado un tiempo y no lleguemos a conseguir los objetivos que nos habíamos marcado.

Tengo toda una hora para entrenar

¡Entonces eres afortunada! Si tienes una hora para entrenar cada día te encuentras en el selecto club de las que pueden hacer deporte sin problemas ni restricción de tiempo.

1 hora al día de ejercicio es perfecto para mantenernos en forma y conseguir las metas que deseamos. Además, nos permite jugar con las rutinas, tener más libertad de elección a la hora de escoger el entrenamiento más adecuado y relajarnos algún diilla si no estamos al 100%.

Si por el contrario solo disponemos de 1 hora a la semana… la cosa cambia… Tendrás que dedicarla por completo a sacar el máximo partido a todo tu cuerpo: empieza por ejemplo con 20 o 25 minutos de cardio y termina con ejercicios de resistencia y musculación, intentando tocar la mayor cantidad de músculos posibles.

Solo tengo dos o tres días a la semana para entrenar

Si estamos en este caso, yo os recomiendo encarecidamente dedicar uno de estos días a ejercicio cardiovascular, y el otro a ejercicios de musculación. Si tenemos tres días, podríamos alternarlos por ejemplo por semana (para no hacer dos sesiones siempre de uno o de otro).

Con respecto al tema de musculación, está muy extendida la idea de que, cuando solo disponemos de uno o dos días a la semana para entrenar, lo mejor es llevar a cabo un entrenamiento de cuerpo completo. Yo estoy totalmente de acuerdo con esto. Un circuito en el que toques todos los músculos te ayudará a mantenerte mejor que si solo haces un músculo o dos por semana. Cuando vuelvas a tocarlo ya se habrá olvidado de todo lo que hiciste la vez anterior…

No os olvidéis de lo imprescindible

Tengáis el tiempo que tengáis en el día a día, es importante que recordéis algo crucial: nunca va a servir dechica estirando músculos después de entrenar en el gimnasio nada lo que hagáis si no complementáis vuestro ejercicio con una dieta sana y equilibrada. Esto no quiere decir que no podáis permitiros un pastel o una pizza de vez en cuando, no me malinterpretéis; lo que quiero decir es que si seguís con unos malos hábitos alimenticios, el ejercicio va a caer en saco roto, y todo el esfuerzo no va a verse recompensado. Pensad si en realidad os merece la pena tirar por un lado lo que estáis consiguiendo con gran esfuerzo por otro…

El último consejo que os puedo dar es la NECESIDAD de descansar. Vuestro cuerpo necesita días de descanso para recuperarse y poder avanzar y mejorar. No recuperar, calentar o estirar bien aumentará el riesgo de lesiones y puede provocaros sobreentrenamiento muscular (del que ya hablé en un post anterior).

¿A qué ahora veis más cercano poder aprovechar tiempo de un sitio y de otro para sacarle el máximo partido a vuestro entrenamiento?

¡Muchos besitos!

logo completo de naturalfitgirl

¡Comparte si te ha gustado!
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *