Mi merienda de hoy

Hola chicas,

Ahora que estamos en pleno verano, y que nos gusta vernos bien en la piscina o en la playa, o simplemente no queremos pasarnos demasiado con las comidas, os enseño mi capricho de los fines de semana, cuando no me apetece privarme del chocolate (uno de esos pequeños placeres de la vida).

Cuando no puedo evitar pecar y me apetece tomar algo dulce, convierto mi merienda “sucia” en una comida equilibrada solo con unos pequeños trucos.

Una merienda equilibrada

En mi caso, me flipan los cereales, es uno de los alimentos que más me gustan, de todas clases y colores: chocolate, miel, azúcar… De hecho, todos los que están a mi alrededor saben que deben tener siempre cereales a mano si me invitan a merendar :)

Teniendo en cuenta el alto porcentaje de carbohidratos que suelen contener, es necesario buscar una solución de compromiso dejando de lado un poco el sabor en favor del contenido nutricional. Como intentemos irnos a los verdaderamente dietéticos, acabaremos comiendo algo insípido que nos hará desistir al segundo día.

No es necesario recurrir a los típicos Special K, que te cuestan un dinero y cuyo contenido en carbohidratos deja mucho que desear. Hay otras marcas que podemos encontrar en el mercado que disponen de cereales bastante ricos (yo NUNCA como algo que no me guste) y cuya cantidad de azúcares es bastante más baja, como los Kolln.

Esta marca de cereales gira entorno a la avena, y tienen un muesli de chocolate ¡que es una pasada! Podréis encontrarlo en tiendas como El Corte Inglés o Makro. De hecho, estos últimos tienen una copia exacta con su propia marca, ahorrándote el pagar de más.

Si miráis la información nutricional y la comparáis con los Special K (chocolate), os daréis cuenta de que, aunque las calorías totales sean similares, el contenido de azúcares es bastante más bajo (que es lo realmente importante)

diferencias cereales

¿Qué es lo que debe combinarse sí o sí con los cereales? ¡¡Perfecto!! La leche :) Este paso también tiene su intríngulis, porque si solo acompañamos los cereales de leche, probablemente tengamos déficit proteico en nuestra merienda. No creo que haga falta decir que la leche debería de ser desnatada, o al menos semidesnatada 😉

Para cubrir este desequilibrio (grasas y carbohidratos pero poco contenido proteico), un truco es mezclar la leche con 1 cazo de proteína del sabor que más os guste. En este caso yo suelo utilizar la WP8 de Starlabs de chocolate, ya que creo que es el sabor que más le puede venir bien a mis cereales. Es una combinación de proteína de suero de liberación rápida y de proteína de digestión lenta (caseína) que hace que tengas un suministro constante de aminoácidos durante varias horas, y encima está tremendamente buena, por lo que no tendréis que preocuparos de si aumentará mucho la cantidad de calorías totales y encima os lo tomaréis con gusto.

ingredientes

Después de mezclar la proteína con la leche, echamos en un bol junto con los cereales, y el resultado salta a la vista.

mis cereales

Os aseguro que después de comer esto, os sentiréis como si os hubierais comido un pastel (el sabor a chocolate de la proteína unido a la avena del cereal os calmará la ansiedad), y os saciará más y mejor. Total de calorías totales:

200ml leche desnatada (75kcal) + 40gr cereales (162kcal) +1 cazo proteína (120kcal)= 357kcal

cereales-final-frutos-rojos

Lo mejor para una merienda equilibrada en esos momentos de bajón 😉

Probad a hacedlo y ya me contaréis 😉

Un beso!!!

naturalfitgirllogo

¡Comparte si te ha gustado!
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *