Mis aliados en el embarazo: 8 alimentos saludables

¡Hola chicas!

Os escribo desde mi sofá sin saber muy bien cuánto tiempo me queda hasta que se despierte la peque… Ya hemos entrado en la tercera semana de vida y aún estamos adaptándonos a esta nueva vida, tanto ella como nosotros; la verdad es que estas semanas no han sido nada fáciles y nos hace falta un poco más de tiempo para cogerle el tranquillo a los horarios y a su sueño :)

Como habréis podido notar, tengo un poco abandonado el blog, pero ya os digo que está siendo muy complicado compaginar una vida medianamente normal con la función de madre primeriza. Lo bueno de todo es que, a pesar de haber pasado por una cesarea, no puedo encontrarme mejor, no sé qué tipo raro de embarazada/mami soy pero no he tenido casi molestias en todo el embarazo, y el postparto ha sido también buenísimo… Me pongo a pensar qué es lo que puedo estar haciendo que se haya traducido en unos meses y un resultado final tan tranquilo, y solo se me viene a la mente una cosa “buenos hábitos“.

Ya he hablado en el blog muchas veces sobre hábitos saludables y lo importantes que son a la hora de llevar una vida sana, pero ahora es cuando verdaderamente estoy viendo los resultados.

Embarazo diez ¿Razones?

En esta ocasión voy a centrarme en la comida y en los alimentos que, para mí, han sido imprescindibles a lo largo de toda la gestación y después del parto.

Varias veces he comentado que el peso de una embarazada es muy relativo, y que cada persona es un mundo, pero no os imagináis la diferencia que supone para nosotras tener 9 kg encima o tener más de 15… puedes pasar de sentirte ligera y poder llevar a cabo una vida completamente normal, a llegar a sentirte muy muy pesada, comenzar con dolores que van desde el cuello a los lumbares o incluso hasta los pies, retener mayor cantidad de líquido, no poder dormir por las noches…

En concreto yo he cogido a lo largo de todo el embarazo algo menos de 6kg (parecía una barriga andante) y os aseguro que no he practicado ningún tipo de dieta, solo me he basado en comer bien durante los 9 meses, evitar las harinas, los dulces, los fritos, y todo aquello que sabemos que se excede de las calorías que necesitamos… Mis analíticas han estado bien desde el principio y mi peque ha estado creciendo sana y con un peso adecuado (a pesar de mi colitis ulcerosa de la que ya he hablado en anteriores ocasiones…), por lo que eso de no haber cogido los 9 kg mínimo que todo el mundo te recomienda no ha sido un problema para mí.

Por supuesto depende mucho del metabolismo y de las circunstancias de cada mami, afortunadamente yo no he estado en ningún momento de reposo, mi embarazo ha ido bien y he podido seguir con mi rutina diaria hasta pocos días antes del parto, lo que me ha permitido estar activa y ligera.

8 alimentos saludables: la clave de estos 9 meses

¿Cuales son los alimentos que se han convertido en un pilar imprescindible en mi vida diaria? Os dejo una lista de los que más he consumido y mejor me han venido a la hora de calmar mi ansiedad :) y que aún me acompañan en esta maravillosa etapa llamada lactancia.tabla de alimentos y nutrientes clave en el embarazo

  • Aguacate

Además de ser un alimento esencial en cualquier dieta o alimentación equilibrada, cobra especial importancia en el embarazo gracias a su alto contenido en grasas buenas y en fibra. Ayuda al crecimiento del bebé y mejora las nauseas del tercer trimestre, por lo que habrá muchas mamis que lo verán como un remedio natural y riquísimo para este problemilla tan desagradable :)

Lo realmente importante dentro de las propiedades del aguacate y su relación con el embarazo es que supone una fuente de Vitamina E, nutriente clave en las futuras mamás. Esta vitamina promueve el desarrollo neurológico del feto y refuerza el sistema inmune, previniendo las infecciones y otras enfermedades relacionadas.

Yo lo he tomado sobre todo para el almuerzo, principalmente por dos razones: el aguacate supone una ingesta alta de calorías y es mejor tomarlo antes de la tarde, y además, debido a la cantidad de grasas que contiene, es mucho mejor evitar tomarlo antes de irse a la cama, ya que puede desencadenar digestiones pesadas e insomnio.

  • Brócoli

Me he hartado, literalmente, de brócoli en el embarazo. Creo que no ha habido día que no lo haya incorporado como guarnición a alguno de mis platos principales. Eso sí, siempre cocido al vapor o salteado con un poquito de aceite de oliva.

Es un alimento altamente destoxificante, por lo que mejora la retención de líquidos (uno de los principales problemas en las embarazadas), y favorece el equilibrio hormonal.

¿A destacar del brócoli? El alto contenido en ácido fólico, tan importante a la hora de prevenir defectos del tubo neural en los bebés en gestación.

  • Cereales integrales y muesli

¡Fibra, fibra y más fibra! Ya sabréis que en la mujer embarazada y después del parto es muy común el estreñimiento, y los cereales integrales son perfectos para prevenir este problema gracias a su gran contenido en fibra alimentaria. Además de esto, son ricos en nutrientes como el hierro, el selenio y el magnesio, minerales que pueden volverse deficitarios en la futura mami a lo largo de los 9 meses.

Por todo esto, los cereales integrales y el muesli no han faltado en mis desayunos de estos meses atrás, ya sea con yogur, con leche desnatada o incluso solos (soy una adicta, lo reconozco).

No es necesario que te tortures con aquellos que no tienen sabor o que saben a rayos, hay alternativas con un índice bajo de azúcares pero que no renuncian al sabor o a las texturas; ejemplo de ello pueden ser los Kolln, de los que ya os he hablado anteriormente en el blog.

  • Huevos

Los huevos nos proporcionan una buena dosis de Vitamina B, tan importante para el desarrollo normal de nuestro bebé, y proteínas de gran valor biológico para que sus pequeños músculos, y los nuestros, se vean beneficiados enormemente sin darnos apenas cuenta.

Eso sí, debes tener en cuenta las recomendaciones clínicas a la hora de comer huevo, teniendo en cuenta que pueden ser foco de infecciones dañinas tanto para tí como para tu bebe si no se manipulan y se cocinan adecuadamente.

¿La mejor forma de tomarlos? Cocidos en una ensalada o crema fría ¡Salmorejito fresco para el verano!

  • Pan de centeno

El pan de centeno es un alimento completísimo y perfecto para sustituir el pan blanco del desayuno. Contiene una gran cantidad de minerales que pueden volverse deficitarios a lo largo de la gestación, como el hierro, y es de gran ayuda a la hora de intentar prevenir la preeclampsia (o tensión alta en el embarazo).

El pan de centeno es un gran aliado contra la ansiedad, teniendo en cuenta su capacidad saciante, pero a la vez, contiene menor cantidad de carbohidratos y grasas que otros cereales, ayudándonos a mantener un peso saludable.

En mi desayuno diario no han faltado un par de rebanadas, y ahora en la lactancia (cuando la peque me deja) estoy intentando mantener la costumbre, acompañándolas de jamón cocido o pavo, un descafeinado y un zumo de naranja natural. También he añadido este tipo de pan a mis almuerzos, por ejemplo con estos paninis fit con atún, tomate, queso desgrasado y pavo 😉

paninis de pan de centeno sobre papel aluminio

  • Plátanos

Los plátanos han sido, y siguen siendo, un gran aliado en esta aventura de ser mamá, esto es debido a la gran cantidad de potasio que contienen, que nos ayuda en el momento del parto para  recuperar el nivel normal del útero (con respecto a esto también puedo decir que mi recuperación está siendo espectacular).

Esta fruta es también muy rica en vitamina C, así como en B6, perfectas, entre otras cosas, para prevenir procesos depresivos durante el embarazo, y el sentirnos tristes o desanimadas. Os aseguro que este aspecto es muy muy importante en el postparto, cuando tienes las hormonas totalmente desequilibradas y cualquier problemilla te puede parecer el fin del mundo.

  • Salmón

Además de ser uno de los pescados más sabrosos y que más me gustan, el salmón cuenta con innumerables propiedades que lo hacen perfecto para consumir durante el embarazo y la lactancia.

A través de diversas investigaciones se ha demostrado que el consumo de este alimento aumenta, tanto en las mujeres como en sus bebés, el nivel de ácidos grasos omega 3 (las famosas grasas buenas), y además es fuente de selenio y retinol, antioxidantes naturales que mejoran la salud general y previenen de diversas enfermedades como el cáncer. De hecho, durante el embarazo, el estrés oxidativo que sufren las mujeres es bastante mayor que en una mujer no gestante, por lo que incorporar en la dieta antioxidantes en forma de minerales o vitaminas es esencial para mantenernos saludables.

  • Yogur

No hay nada mejor que desayunar cereales con frutas y yogur natural :) y eso es lo que he hecho en muchas ocasiones durante el embarazo. Teniendo en cuenta que me aburría bastante de las comidas, tenía que combinar diferentes desayunos a lo largo de las semanas para no caer en la monotonía, y el yogur me ha aportado ese toque dulce que tanto me hacía falta para comenzar el día con energía.

Este alimento supone un pilar fundamental en la alimentación de la embarazada, aportando vitaminas y calcio, pero sobre todo es esencial durante la lactancia, donde se recomienda consumir de 3 a 4 raciones de lácteos al día.yogurt natural en bol acompañado de cereales muesli y plátano

Por supuesto mi alimentación no se ha basado solo en esto, pero sí es cierto que no ha faltado alguno de estos alimentos en mi dieta diaria, y aún siguen estando presentes durante la lactancia.

Entiendo que pueda ser complicado muchas veces controlar la ansiedad, más aún cuando tenemos las hormonas completamente diferentes a como estarían en un estado normal, pero es cuestión de poner en una balanza lo que sabemos que es bueno para nosotras y lo que no, y decidir cuál es el camino que queremos tomar.

Tened siempre en cuenta que todo lo que escribo lo hago desde mi experiencia, por supuesto cada mujer es un mundo y desgraciadamente no todas tenemos la misma suerte a la hora de afrontar un embarazo; sin embargo, creo que pueden suponer unas buenas pautas a seguir y probablemente las seguiré en próximos embarazos :) ¿Creíais que Marcela iba a quedarse solita sin hermanos?

¡Besitos!logo completo de naturalfitgirl

¡Comparte si te ha gustado!
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *