Salmorejo de calabacín: 100% DETOX

¿A quién no le gusta el salmorejo fresquito en verano?

¿Y quién piensa que el calabacín no es una de las mejores verduras para el organismo?

Pues si unís las respuestas a las preguntas anteriores, ya tenéis la receta de este Post :)

salmorejocalabacin_presentaciónfinal

Salmorejo de calabacín

No es porque lo haya hecho yo… pero ¡no puede estar más rico! :)

La receta básicamente es la del salmorejo (aunque ya sé que la manera de preparar éste difiere mucho entre unos y otros) pero cambiando los tomates por calabacines.

No os asustéis cuando veáis el pan… tened en cuenta que los ingredientes son para 6 personas, imaginad lo que queda de media pieza de pan cuando la repartís entre 6… os reto a que hagáis la prueba y peséis el trozo con el que os quedáis después de dividirlo; probablemente no llegará ni a 40gr.

Ingredientes y preparación

Ingredientes (para 6 raciones)

  • 1,5 Kg de Calabacines
  • 2 cucharadas soperas de sal
  • Medio vaso de aceite de oliva
  • 1 Diente y medio de ajo
  • Media pieza de pan, tipo bollo o similar (recomiendo que el pan sea del día anterior, para que la textura sea la adecuada)

En primer lugar deberéis cocer los calabacines durante unos 10 minutos en una olla con agua hirviendo. Yo los he utilizado directamente sin pelar (lavándolos antes de echar en la olla).

Cuando los hayáis metido todos en el agua, añadid una de las cucharadas de sal.

No os preocupéis si os quedan muy arriba en la olla; en cuanto comiencen a cocerse reducirán bastante su volumen.

Pasados los 10 minutos, sacadlos de la olla y pasadlos al recipiente donde vayáis a batir. Ahora podéis añadir la otra cucharada de sal, la media pieza de pan, el aceite y el ajo (con estos ingredientes podéis jugar en función de si soléis echarle más sal a las comidas, si os gusta que el salmorejo quede más espeso…)

Ahora batid la mezcla hasta que quede una textura cremosa y sin grumos.

Cuando consideréis que ya habéis pasado bien la crema, metedla en el frigorífico para que quede bien fresquita.

Ya tenéis listo vuestro almuerzo perfecto y equilibrado. Acompañadlo de jamón y huevo picado y ¡subiréis al cielo!

proceso salmorejo de calabacín

 

Propiedades del calabacín

Como habréis podido comprobar, el ingrediente estrella de esta receta es el calabacín.

Podría estar aquí hasta mañana enumerando sus muchas propiedades, pero como no quiero perderos como lectoras :) , voy a hacer un resumen en el que intentaré explicarlo todo.

En primer lugar, podríamos alabar del calabacín su alto contenido en agua (casi un 95%), lo que hace que, por un lado, sea un alimento hipocalórico (tiene sólo unas 15 calorías por 100gr); y por otro, sea perfecto para una buena digestión y para estar bien hidratados. Una comida perfecta después de un día de excesos ¡totalmente détox!

Además de lo anterior, posee una gran cantidad de minerales y vitaminas como ácido fólico y vitamina C. Imagino que todas conoceréis lo importante que es el ácido fólico para las mujeres en edad reproductiva.

Por último, la piel; en mi caso he utilizado el calabacín sin pelar, esto hace que se conserven mejor las sustancias anteriores, proporcionando un beneficio extra a nuestra dieta, y reteniendo además en el alimento la mayor cantidad de fibra posible. Esto, sumado a su contenido en agua, hace que sea perfecto para llevar a cabo una buena digestión.

¿Una noche difícil después de una cena pesada? Almuerza este salmorejo y verás que se te pasan todos los males :)

salmorejo_final

naturalfitgirllogo

¡Comparte si te ha gustado!
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *