Tips para afrontar la vuelta a la rutina

¡Buenas tardes y Felices Reyes!

Ahora sí que sí, se acaba la Navidad… y con ella se acaban los días de fiesta, las vacaciones para muchos (como para mí), la familia, las luces navideñas… En resumen, se acaba lo bueno. Pero no por ello debemos estar tristes ni venirnos abajo; aunque sea difícil debemos afrontar la rutina con el mejor carácter y humor posibles y comenzar el año con energía y buen rollo.

Como os he mencionado en el párrafo anterior, para mí personalmente se acaban las vacaciones (unas maravillosas vacaciones que casi han durado 3 semanas) y con ellas la tranquilidad, las horas de sueño, las siestas… No sabéis lo que han significado para mí estos días de descanso, más aún en mi estado… Mañana mismo comienzo de nuevo el trabajo, y si os digo la verdad, las ganas brillan por su ausencia…

Al mal tiempo buena cara

Y no me refiero a este tiempo gris que estamos teniendo por aquí por Sevilla (que ya de por sí dificulta mucho más la vuelta a la rutina)… sino a lo que se me viene encima… trabajo, trabajo y más trabajo. ¿Cómo hacer para que no me supere?

Normalmente suelo ser una persona bastante organizada (ya os habréis dado cuenta a lo largo de todo este camino) y ese es un punto a mi favor en este asunto, por ello, intento planificar con tiempo todo lo que me espera a mi vuelta para poder llevarlo adelante sin agobios ni estrés (aunque no sea del todo fácil).

Este post va precisamente encaminado a dar una serie de pautas para poder volver de mejor manera a nuestras obligaciones diarias: trabajo, gimnasio, hábitos saludables… Lo que vienen siendo todos esos propósitos de Año Nuevo que difícilmente cumplimos 😉entrenamiento: vuelta a la rutina del gimnasio

Tips para afrontar la vuelta a la rutina

  • Elabora una lista de tareas pendientes en tu agenda

Esto ayuda mucho a no saturarte con las tareas que han quedado pendientes en el trabajo o en tu casa para tu vuelta a la normalidad. Tómate un tiempo uno o dos días antes de terminar las vacaciones y anota en una lista todo lo que te quedara por hacer o piensas que deberás realizar cuando vuelvas a la oficina o a casa; puedes apuntar también todo lo que te preocupe. Este es un buen método para eliminar el estrés y visualizar los posibles problemas que se te puedan presentar para plantarles cara de mejor manera.

Organizar tus tareas o preocupaciones en una lista cuando te sientes abrumada, ayuda a enfocarlas y a crear una zona de seguridad entre tu y ellas, de manera que puedes sobrellevarlas de mejor manera y poder abarcarlas una por una de manera ordenada.

  • Ve preparada al trabajo el primer día

¡Nada de ir como si la cosa no fuera contigo! Debes ir tu primer día bien preparada y con ganas de comerte el mundo. Empezar un nuevo año es perfecto para empezar nuevos retos, nuevas ilusiones y sí, también podemos aplicar esto a nuestro trabajo diario 😉

Si vamos cada día a la oficina, al almacén o a la tienda hastiados y con ganas de volver a casa, no rendiremos de la misma manera ni daremos el 100% de nosotras, lo que hará peor aún nuestra disposición e iremos cada día amargadas y con cara de pescado :) ¿No sería mejor disfrutar de lo que tenemos y valorar nuestro trabajo? Al fin y al cabo es el que nos da el sueldo todos los meses…

  • Nada de dietas milagro

En cuestión de hábitos de comida, la cosa no va mucho mejor… el principal propósito de Año Nuevo que se plantea la gente es el de perder algún que otro kilillo y comenzar a comer mejor ¿Por qué luego todos acaban incumpliéndolo? ¡Por que no se puede comenzar algo de manera radical!

Intentar perder 10 kilos rápido con dietas milagro para lo único que sirve es para abandonarlas a los 2 días y acabar arrasando la nevera con todo lo que haya dentro. GRAN ERROR.

Hay que comenzar poco a poco, viéndolo como una carrera de fondo y no como un sprint. Comienza quitándote por ejemplo los dulces entre semana, mejorando el tipo de alimentos que consumes en tu día a día, introduciendo más verduras y eliminando alimentos procesados y fritos… no es cuestión de morir de hambre. Irás viendo como te acostumbras a tus nuevos hábitos y la báscula te irá dando la razón.

  • Acuéstate temprano

Una buena rutina en tu descanso hará que te encuentres mucho mejor durante el día, con más energía, más feliz y con ganas de hacer todo lo que te propongas.

Para esto debes intentar tomar una hora como fija para acostarte, al menos los días entre semana (evidentemente no todos los días podrás acostarte a una hora exacta, pero sí a una aproximada), e intentar descansar al menos 8 horas.

Si realmente supiéramos todo lo que supone para nosotros, nuestro cuerpo y nuestra mente, un buen descanso, le daríamos más importancia…

  • Ejercicio sí, pero con moderación

Lo mismo que se aplica a las dietas milagro es importante que lo apliquemos al ejercicio. No puedes empezar el día 2 de Enero entrando en clase de spinning, luego yendo a body pump y a continuación haciendo una hora de cardio… En primer lugar es una locura, y en segundo lugar, vas a cansarte antes de que termine el mes…

Si eres de las que no suele hacer ejercicio con regularidad, comienza con caminatas de unos 30 ó 45 minutos en la cinta y ve alternando circuitos de musculación (una o dos veces por semana). Intenta además ir al gimnasio o hacer deporte 4 ó 5 días a la semana y mantenerlo en el tiempo. No vale ir un mes, luego faltar otro, y volver al siguiente: solo conseguirás acabar con unas agujetas monumentales y sin ver ningún tipo de avance en tu cuerpo.

Recuerda que lo que comienza con moderación, comienza bien :)

  • Toma tiempo para tí

Este tip es uno de los más importantes: por más tareas y obligaciones que tengas en el día, debes intentar reservar tiempo para tí, para lo que te hace feliz, te relaja, te apasiona… De esta manera recuperarás tus ganas de hacer cosas, mantendrás tu interés en lo que te rodea y verás la vida de una manera más feliz.

¿Qué tal un buen paseo por el parque o una tarde de compras con amigas?

  • Busca el lado bueno

Encontrarle el lado positivo a las cosas es fundamental para volver a la rutina después de unas navidades estupendas… No pienses “vaya fastidio volver a la oficina”, piensa mejor “vuelvo de nuevo a mi trabajo, que me permite poder desempeñar una serie de tareas para las que sirvo y que me hacen crecer profesionalmente”; no veas el ejercicio como “una obligación si quiero ponerme en forma” sino como “un tiempo sólo para mí que me ayuda a conseguir una mejor figura y que me libera de cualquier estrés del trabajo”

¿A que de esta manera de ven las cosas de otra forma?

¿Cuales son los trucos que sigues para que la rutina no te supere?

¡Muchos besitos y que disfrutéis de vuestros regalos! Yo os dejo uno de los que los Reyes le han traído al futuro bebé :)

sonajero bebé en blanco y negro

 logo completo de naturalfitgirl

¡Comparte si te ha gustado!
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *