Triada atlética femenina: baja disponibilidad energética y otros problemas

¡¡Buenos días bellas deportistas!!

Teniendo en cuenta el auge en los últimos tiempos de la vida sana, el deporte, y por desgracia, los excesos que se producen en este sentido (ya sabemos que todo lo que te obsesione no puede ser bueno)… En este post me gustaría introduciros un poco la importancia de una disponibilidad energética adecuada y los riesgos que entraña el desarrollo de la Triada Atlética Femenina.

triada atlética¿Habéis escuchado alguna vez eso de “a las deportistas se les puede retirar la regla” o “tal persona ha sufrido una rotura por estrés”? Pues todo ello tiene mucho que ver con el concepto de disponibilidad energética.

En primer lugar, debéis saber que una correcta disponibilidad energética permite un buen estado de salud ósea y ciclos menstruales regulares, además de ayudar a mantener un nivel equilibrado de estrógenos, que controlan la resorción de los huesos y favorecen un correcto desarrollo óseo. En cambio, una baja disponibilidad energética influye negativamente en la salud ósea de la deportista, bien directamente o bien por un desequilibrio hormonal con amenorrea (pérdida de la menstruación durante más de 90 días).

¿Por qué se produce la amenorrea? Las condiciones de baja disponibilidad energética han sido asociadas a la supresión de hormonas metabólicas y reducciones de los pulsos de la hormona luteinizante (que es, entre otras cosas, la que provoca la ovulación), por lo que la regla no llega. De hecho, para que veáis números, un estudio reciente sobre la prevalencia de desórdenes menstruales en mujeres deportistas ha indicado que el 52% experimenta desórdenes menstruales (defectos en la fase luteínica y anovulación), y el 37% llegan a ser amenorreicas.

Triada Atlética Femenina

Todo lo anterior tiene mucho que ver con la triada atlética femenina, un síndrome muy serio que consiste en una serie de desórdenes alimentarios, amenorrea y osteoporosis que puede ocurrir en mujeres jóvenes y adultas que practican actividades físicas, y que tiene lugar por una mala relación entre disponibilidad energética, función menstrual y densidad mineral ósea.

triada femenina

Si bien es cierto que la mayoría de las mujeres obtenemos unos importantes beneficios cuando practicamos una actividad física regular, una nutrición inadecuada combinada con un ejercicio físico intenso puede derivar en un déficit de energía, que con el tiempo, genera alteraciones metabólicas y endocrinas.

Teniendo en cuenta que cualquier mujer que practique deporte está en riesgo de desarrollar algún componente de la triada atlética, es bueno que lo tengamos en cuenta a la hora de tomarnos tan en serio el entrenamiento diario.

¿Qué medidas debemos llevar a cabo para evitar el riesgo de desarrollar este problema? En primer lugar, deberíamos evaluar nuestra composición corporal con el tiempo, ya que nos dará una visión de nuestro estado nutricional; no estaría de más prepararnos o ayudarnos de profesionales para que nos preparen un plan de alimentación saludable (si queréis podéis tomar recetas o consejos de este blog :) ); y además, es bueno que tengamos en cuenta que la fuerza y el porcentaje muscular (y no el peso corporal) están muy relacionados con el rendimiento deportivo, por lo que, cuanto más peso perdemos, menos rendimiento tendremos en nuestra actividad física.

Por último, tenemos que eliminar de nuestra mente el “entrenar a toda costa”. Es bueno ser competitivos, pero también saber dónde están nuestros límites 😉

¡¡Hay que divertirse con el entrenamiento, así que disfrútalo!!

Si te apetece saber más sobre la triada atlética femenina puedes contactar conmigo a través del blog o dejar tus comentarios.

¡¡Muchos besos!!

 

naturalfitgirllogo

¡Comparte si te ha gustado!
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *