Vitamina D: clave en tu rendimiento deportivo

¡Buenos días!

Hoy os traigo un post de investigación sobre una vitamina sumamente importante en nuestro día a día y que está directamente relacionada con nuestro rendimiento deportivo.Os hablo de la vitamina D, sí, esa que todos relacionamos con el sol, los huesos… y que es mucho más que un simple nutriente que adquirimos de los alimentos y de la luz solar. En concreto, me gustaría contaros cómo afecta ésta a nuestro rendimiento a la hora de entrenarnos cada día.

Un estudio reciente que ha aparecido en el Journal of the International Society of Sports Nutrition ha evaluado el papel de la vitamina D en la mejora del rendimiento deportivo, teniendo en cuenta la creencia de que niveles por encima del rango normal podrían incrementar la función del músculo esquelético, disminuir el tiempo de recuperación después del entrenamiento, incrementar la producción de fuerza y aumentar la producción de testosterona en los hombres.

Importancia de la Vitamina D

La vitamina D es una vitamina liposoluble que ha sido identificada como precursora clave del metabolismo esteroide, así como de otros procesos metabólicos y biológicos. Su forma activa (1,25 dihidroxi vitamina D) ¡Regula la expresión de al menos 900 genes! Importancia de la Vitamina DEstos genes estarían relacionados con procesos tan importantes para el deportista como son el de la inflamación inducida por ejercicio, funciones neurológicas, salud cardiovascular, metabolismo de la glucosa, salud ósea y rendimiento del músculo esquelético.

Es curioso saber que casi un 90% de la población mundial tiene niveles inadecuados de vitamina D y esto se traduce en trastornos como el pensamiento suicida, depresión y un riesgo incrementado de padecer distintos tipos de cáncer. Además, directamente relacionado con el deporte estaría el mayor riesgo de lesiones y fracturas óseas, efectos catabólicos sobre el músculo y reducción del rendimiento deportivo.

Vitamina D y rendimiento deportivo

Existen receptores de vitamina D en el músculo esquelético, indicando que la forma activa de ésta tiene un efecto directo en la actividad muscular, así como en el músculo cardiaco, siendo importante también en la toma de oxígeno y ayudando al transporte y la utilización de éste en la sangre y los tejidos corporales.

El estudio del que os hablo ha revisado recientes investigaciones en las que se demuestran estos efectos atribuidos a la vitamina D. Una de estas, por ejemplo, tomó datos de 2313 atletas y encontró que mas de la mitad de ellos tenían niveles por debajo del umbral de vitamina D.

Varios de estos estudios han demostrado que, incrementando los niveles de la forma activa en sangre, se logra un efecto positivo en la fuerza muscular, potencia y masa. Otros han logrado correlacionar estos niveles con parámetros de rendimiento en deportistas, encontrando relación entre la ingesta de vitamina D y la mejora de diversas habilidades deportivas (saltos, springs o sentadillas).

Con respecto al metabolismo aeróbico, también se ha visto una mejora de éste después de la suplementación con Vitamina D durante 8 semanas, así como un aumento de la recuperación post-ejercicio, que mejora gracias al incremento y diferenciación de células musculares, reduciendo así las tasas de rotura o lesión.

En definitiva, nos encontramos ante un nutriente clave a la hora de maximizar nuestro rendimiento deportivo.

Fuentes de Vitamina D

Fuentes de vitamina D

¿De donde procede la vitamina D que necesitamos? Los humanos la adquirimos de dos formas principalmente: mediante la exposición al sol, o bien por medio de la dieta (importante por lo tanto la adquisición a través de los alimentos o la suplementación en invierno, cuando el sol escasea).

Para las que desconozcáis en qué alimentos podemos encontrar esta vitamina, os dejo una pequeña lista 😉

  • Pescados como el salmón, la caballa o la sardina.
  • Huevos
  • Setas
  • Productos de Soja
  • Leche

Creo que teniendo en cuenta los datos de este estudio, es obvio que debemos tener bastante en cuenta los efectos ergogénicos y activadores de la vitamina D e intentar incorporarla en nuestro día a día ¿No os parece?

¿Soléis consumir los alimentos ricos en Vitamina D asiduamente? ¿Preferís el sol o tomarla directamente de la dieta?

¡Contadme!

Besitos

logo completo de naturalfitgirl

¡Comparte si te ha gustado!
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *